abr 21

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) ha considerado en una primera valoración que el sector hotelero podría perder más de 200 millones de euros cada semana debido al cierre del espacio aéreo europeo motivado por la nube volcánica procedente de Islandia. La patronal asegura que esa cifra podría incrementarse aunque se normalizaran las operaciones en breve, ya que se han detectado cancelaciones incluso para finales de abril.

Aunque reconocen que aún no es posible determinar elalcance del perjuicio económico de las cancelaciones y disminuciones de reservas, ya que “todo dependerá del nivel de confianza de los viajeros y de la completa normalización de la situación”, los hoteleros afirman que en general, las pérdidas semanales para el sector turístico español podrían superar los 450 millones, debido a que a las cancelaciones turísticas habría que sumar las pérdidas en restauración, transportes, excursiones, oferta deportiva, parques temáticos y oferta complementaria. Ante esta situación, la organización solicitará a las autoridades nacionales y a la Unión Europea medidas especiales para paliar los perjuicios producidos a la industria turística.

La confederación asegura que este mes es el quinto más importante para el turismo español, habiendo recibido en los últimos cuatro años más de cuatro millones de turistas. El 75% de ellos llegan en avión y el 70% se hospeda en establecimientos hoteleros o apartamentos turísticos. Sin embargo, actualmente, a causa del caos aéreo internacional, el turismo extranjero “se ha reducido a mínimos”.
“La confederación está llevando a cabo un pormenorizado estudio a través de la información facilitada por sus asociados y por el resto de actores del panorama turístico español, que no aporta aún datos definitivos respecto al comportamiento de los propios viajeros españoles, aunque revela un gran número de cancelaciones en congresos, reuniones de empresa y tráfico habitual de pasajeros domésticos”, señalan.
CEHAT ha pedido a sus asociados una mayor flexibilidad en su política de cancelaciones y que en caso de que sea posible, se apliquen precios preferenciales a los afectados que han quedado retenidos en España.

Posibles EREs temporales

Sólo en Canarias, las anulaciones aéreas retienen a 124.000 turistas europeos, una situación que podría provocar EREs temporales en los hoteles ante la ausencia de clientes la próxima semana. Así lo ha asegurado el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las PalmasFernando Fraile. En su opinión, “ésta es la situación más grave que han sufrido estas Islas y el turismo desde que comenzó hace más de 40 años”. “Se puede dar la situación de clientes cero”, vaticinó porque “no están entrando los de la pasada semana, ni los de ésta y, si no entran los de la que viene, dentro de una semana, cuando salgan los que están, las Islas se pueden quedar sin clientes”, aseveró. Por ello pidió “facilidades” para que las empresas afectadas “puedan plantear ERES, situaciones de emergencia o reducciones de costes en temas de impuestos”. Fraile cifró en 25 millones de euros diarios las pérdidas económicas que han generado en Canarias las cancelaciones aéreas de los últimos días, a razón de los 250.000 turistas que han dejado de ocupar, por 100 euros diarios, el 50% de las 500.000 plazas del archipiélago, que es lo que corresponde a esta época del año.
En el caso de la Costa Blanca, inicialmente la previsión de ocupación para la segunda quincena de abril es del 51,4%. En Benidorm ese porcentaje sube hasta el 71,9%. Sin embargo, la Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm y de la Costa Blanca (Hosbec) avanza que estas estimaciones pueden verse alteradas “sustancialmente” por el colapso en el tráfico aéreo. La asociación estima que de los 200 millones semanales de pérdidas, 15 millones corresponden a los establecimientos de su región. Así las cosas, han aprovechado para volver a pedirle al Gobierno que aplace la entrada en vigor de los nuevos tipos de IVA para el sector turístico.
Los hoteleros de la Costa del Sol también se han mostrado “realmente” preocupados. “A día de hoy son incalculables las pérdidas económicas que se están produciendo de forma directa en nuestro sector, ya que en nuestra provincia dependemos de una forma muy directa de los mercados británicos y alemanes”, explican desde la asociación hotelera. “Miramos al futuro próximo con mucho miedo, ya que una vez se regularice la situación aérea deberemos esperar días o incluso semanas para ver normalizada la situación en nuestros hoteles, porque habrá clientes que aplazarán o cancelarán definitivamente sus vacaciones por el miedo a volar”, lamenta Aehcos.
Respecto a Sevilla, donde se encuentran celebrando la Feria de Abril, la presidenta del Consorcio de Turismo,Rosamar Prieto-Castro, admitió que el turismo se está “resintiendo”, si bien señaló que en la ciudad “no se está notando de manera excesiva porque la mayoría de las reservas y de los visitantes son nacionales”, gracias a lo cual registran una ocupación del 78%.
Algunos comportamientos positivos
Sin embargo, hay algunos destinos que aseguran estar viendo cómo aumentan las reservas. Es el caso de Sitges. Desde la agencia de promoción de la localidad informan de que la ocupación aumentó durante el fin de semana por encima de las previsiones en un 10%, “como consecuencia de la anulación de vuelos en el aeropuerto de Barcelona”.
Apuntan que, por los mismos motivos, también ha habido anulaciones por parte de clientes que no han podido llegar desde su lugar de procedencia, pero añaden que el incremento de reservas de última hora ha superado el de las cancelaciones.

Dejar un Comentario